Instituto Shaolin Wahnam - Madrid

Zen, Budismo


ZEN, BUDISMO Y CULTIVO ESPIRITUAL

Por Wong Kiew Kit

¿Por qué a tanta gente le resulta tan difícil de entender el Zen a pesar de que realmente sea tan sencillo y directo, cuáles son las enseñanzas fundamentales del Budismo y cómo podemos nosotros cultivar la espiritualidad con independencia de raza, cultura y religión?
 

Estatua de Buda Shakyamuni

Distintos  Significados del Zen

El Zen es un área en el que mucha gente que está interesada se encuentra con una gran perplejidad y un enorme desconocimiento. Esto es irónico porque el Zen es realmente sencillo, directo y efectivo.

Podemos evitar muchos malentendidos si estamos informados de que la palabra "Zen" tiene cuatro significados que están relacionados entre sí:

Por lo tanto, casi cualquier pregunta o declaración sobre el Zen, tal como: "¿Quién fundó el Zen?", "¿Qué beneficios puedo conseguir del Zen?", "Nosotros practicamos Zen" o "El Zen no es religioso", es relevante solamente si tenemos claro el significado que utilizamos como punto de referencia.

Por ejemplo, si tomamos "Zen" para denotar cualquiera de los tres primeros significados anteriores, entonces no hay ningún fundador. Pero si lo que queremos decir con "Zen" es Budismo Zen, muchos occidentales bien informados dirían que Bodhidharma fue el fundador.

Los budistas Zen, sin embargo, llamarían a Bodhidharma el Primer Patriarca en vez del fundador, porque, como para hacer la materia aún más complicada para los menos informados, el Budismo Zen estaba ya presente antes de que Bodhidharma, o incluso antes de que Gautama Buda, lo volviera a descubrir para nosotros en nuestra era y en nuestro sistema del mundo.

El Zen No Es un Juego de Palabras

Mientras que tales sutilezas reflejan la profundidad del Zen, usted no necesita preocuparse de ellas (por lo menos no por ahora) y aún así obtener enormes beneficios del Zen. En esta página web, dejaremos de lado estas sutilezas y nos vamos a centrar en aclarar la confusión sobre el Budismo Zen, pero teniendo en mente que hay también un parte grande del Zen que no es budista.

Para tener una comprensión del Budismo Zen, antes que nada deberíamos tener cierto conocimiento del Budismo. Comenzaremos nuestro viaje examinando una afirmación cargada de verdad: el Budismo es una religión y al mismo tiempo no es una religión. La paradoja radica en lo que queremos decir con la palabra "religión".

Si nos referimos a la religión como un sistema general de creencias, entonces el Budismo, como el Cristianismo, el Hinduismo, el Taoismo, el Islam o incluso el Capitalismo y el Comunismo según sugieren algunos, son religiones. Si nos referimos a la religión como un cuerpo de rituales y de dogmas, entonces el Budismo no es una religión. Incluso si tomamos el Budismo como una religión, el concepto de religión aquí no es el mismo que el que muchos occidentales tienen. Por ejemplo, desde la perspectiva budista, un piadoso cristiano o musulmán, un capitalista o un comunista incondicionales pueden también ser budistas devotos. Todo esto suena mucho a Zen.

Algunas personas - equivocadamente - piensan que el Zen es un juego de palabras. Es al revés, aunque los maestros de Zen no utilizan las palabras con profusión. Cuando las utilizan, lo hacen siempre con la mayor precisión y exactitud posibles. Si un estudiante pregunta a un maestro de Zen dónde está el Buda, el maestro quiere decir exactamente y con seriedad lo que dice cuándo contesta: "tres kilos de cordón".

Nos resultarán divertidos otros gong-ans (koans), o historias Zen de apariencia ilógica, que veremos en otra página web, pero aquí vamos a echar un vistazo a algunos ejemplos que nos puedan evitar caer en la perplejidad al intentar entender estas situaciones aparentemente complejas.

Cuando su amigo le pregunta si la manzana que usted está comiendo es dulce, usted tiene perfecta razón si contesta "sí", o "no", o "sí o no", o "ni sí ni no". El punto crucial, por supuesto, es lo que usted y su amigo quieren decir con la palabra "dulce". De igual modo, los científicos hablan en serio cuando dicen que un electrón es una partícula, que no es una partícula, que es o una partícula o una onda y que es una partícula y una onda. Usted puede tener una idea mejor de esta situación realmente simple, aunque pueda parecer complicada, si usted sostiene en la mano una manzana que sea verde pero que tiene también manchas de color amarillo y su amigo le pregunta de qué color es la manzana. Usted puede decir correctamente que es verde, que no es verde, que es verde o amarilla y que es verde y amarilla. De igual modo, decir que si uno es cristiano puede también ser budista es como decir que si uno practica kárate puede también practicar kungfu, o que si uno disfruta jugando al fútbol puede también disfrutar tocando el piano.

Enseñanzas Fundamentales del Budismo

¿Cómo se hace uno budista? No por la fuerza, miedo o favor personal, sino por elección. Y no hay necesidad alguna de ceremonia o ritual de iniciación. Mucha gente es realmente budista sin ser consciente de ello. Un budista es un seguidor de Buda, que quiere decir el iluminado. Mientras que en nuestra era y en nuestro mundo, el término "Buda" se refiere a menudo a Gautama Buda, él no es el único Buda. Hay literalmente incontables Budas, o iluminados, en incontables mundos en nuestro universo. Parece que hoy solamente los científicos más rígidos creen que nuestra tierra es el único mundo donde puede haber vida inteligente. La mayoría de los orientales y muchos occidentales, así como algunos científicos más prudentes creen que la vida existe en otros mundos. Los budistas van un paso más lejos; no solamente hay vida en los incontables mundos en el universo, hay también incontables Budas y no tienen por qué tener la misma forma que tenemos los seres vivos terrestres.

Incluso en nuestro mundo, hay muchos Budas y en la filosofía del Zen todo el mundo es un Buda, a pesar de que la mayoría de nosotros no hayamos actualizado la budeidad innata en nosotros. En términos occidentales este concepto se puede expresar como que cada uno de nosotros es una parte integral de Dios, pero la mayoría no ha vuelto a Él. La pregunta lógica que sigue a esto es: ¿Cuál es el objetivo del Budismo? La respuesta es: desarrollar la espiritualidad. Merece la pena subrayar que los budistas nunca sostienen que el Budismo sea la única manera de desarrollar la espiritualidad. De hecho, un budista le dirá que si usted ha encontrado una manera satisfactoria de cultivo espiritual, que continúe con ella.

¿Cómo Cultiva un Budista la Espiritualidad?

En propias palabras de Buda, esto se puede alcanzar por medio de:

Gente distinta puede tener maneras diversas de evitar el mal y de hacer
el bien. El Buda prescribe cinco preceptos fundamentales a sus seguidores para evitar el mal:

Para hacer el bien, el Buda prescribe seis "paramitas" fundamentales a la perfección:

En pocas palabras, el bien se puede alcanzar siendo caritativo, disciplinado y tolerante - lo cual tiene mucho que ver con hacer el bien a otros y con aplicarse en poner un esfuerzo persistente en la meditación para lograr la sabiduría cósmica - que tiene mucho que ver con hacerse el bien a uno mismo. Hay diversas maneras de purificar la mente, como a través de rituales santificados, la adoración devota, el canto de sutras (o escrituras) y cantando alabanzas a Dios. Pero el método más fundamental es la meditación. En un sentido amplio, todos los otros métodos son también diferentes formas de meditación, pues son medios para profundizar en la mente a diferentes niveles de consciencia.
 
¿Qué resultados podemos esperar del cultivo espiritual? Hay incontables resultados pero pueden ser generalizados en tres categorías, según las etapas de desarrollo de los aspirantes:

La realidad cósmica transcendente es nombrada de diferentes maneras por distintas gentes, con nombres como Dios, Alá, Brahman, Tao y Tathagata. En términos budistas, a la actualización de la realidad cósmica transcendente se le llama iluminación o nirvana.

Como las necesidades y las capacidades de la gente son muy diferentes, no solamente necesitan ser distintos los acercamientos y los métodos de cultivo espiritual, sino que los efectos y los objetivos tampoco son iguales. Para alguien que tiene poco conocimiento de metafísica, o que cree que la vida termina cuando el cerebro muere, lograr una vida feliz y llena de sentido en este mundo es un logro espiritual notable. El Budismo Theravada, considerado equivocadamente por algunos como una filosofía de la vida más que una religión, satisface muy bien esta necesidad.

La mayor parte de la gente espera ir al cielo después de esta vida terrenal. La escuela Amitaba y la escuela Maitreya de Budismo surten de todo lo especialmente necesario para tal necesidad, proporcionando métodos muy prácticos a sus seguidores para lograr sus metas espirituales. La meta espiritual más alta es ir incluso más allá de cielo. En términos budistas, esto está más allá de la vida y de la muerte, más allá de los tres reinos de la existencia.

Cuando Santo Teresa dijo "es enteramente imposible para mí dudar que yo he estado en Dios, y Dios en mí", y cuando el santo musulmán, Mansur al-Hallaj exclamaba "soy él al que amo y él al que amo es yo mismo", estaban diciendo las mismas cosas con distintas palabras. En una situación similar de éxtasis, un maestro de Zen diría "he visto mi cara original" o "me doy cuenta de por qué Bodhidharma vino del este".

Actualización de la Realidad Cósmica Transcendente

La carretera hacia la actualización de la realidad cósmica transcendente es larga y ardua para la mayoría de la gente. A menudo son necesarias varias vidas. Pero para aquellos que están preparados, el Budismo Zen tiene como objetivo alcanzar este objetivo espiritual más alto aquí y ahora. Si usted ha leído hasta aquí, se habrá dado cuenta de que el Zen no es solamente la reparación de motocicletas o aprender a ser arquero, ni solamente dar respuestas crípticas o hacer astillas con las estatuas de Buda para echarlas al fuego y calentarse.

¿Cómo los budistas Zen actualizan la realidad cósmica transcendente?, y ¿cuál es la explicación filosófica detrás de su visión y acción? Muy brevemente, la explicación es como sigue. La realidad última es indiferenciada. En términos Zen, es expresado como "somos originalmente Budas". Un cristiano o un musulmán expresaría el mismo concepto como "Dios es omnipresente". En términos científicos, podemos decir que si miramos el mundo fenoménico a través de un microscopio electrónico extremadamente gigante (todavía no construído), no veríamos estrellas y casas, gente y moscas de la fruta; veríamos sólo partículas subatómicas. Si pudiéramos ver mediante un microscopio incluso más potente, las partículas no son partículas; son solamente concentración de energía sin fronteras precisas.

Entonces, ¿por qué vemos estrellas y casas, gente y moscas de la fruta en
vez de energía sin límites? En otra palabras, ¿por qué somos personas normales y no Budas? Esto es porque estamos limitados por nuestros sentidos. Interpretamos la masa de partículas subatómicas o de energía ilimitada como casas y moscas de la fruta. Una bacteria podría interpretar la misma masa de partículas o de energía como su propio universo. En términos budistas, el mundo fenoménico que vemos es relativo e ilusorio; no es la realidad última. La ilusión - tal como casas y moscas de la fruta para nosotros - es una creación de nuestra mente. La ilusión está relacionada con nuestras condiciones. Otros seres, como una bacteria o un dios interpretarían la ilusión según su propio conjunto de condiciones.

Por lo tanto, puesto que son nuestros sentidos, considerados en conjunto como la mente, los que nos hacen experimentar la realidad última como el mundo fenoménico, podemos experimentar la realidad última de nuevo si podemos ir más allá de nuestros sentidos. En términos de Zen, esto está señalando directamente a la mente. Cuando podemos apuntar con éxito a la mente, nos daremos cuenta de que nuestro propio cuerpo es también una ilusión, y que somos realmente la energía ilimitada transcendente. En términos cristianos o musulmanes, el alma se libera y se une en última instancia con Dios. Un yogui diría que su atman ahora está en unión con Brahman, mientras que un Taoista llamaría a esto alcanzar el Tao. Los budistas describen este logro espiritual más alto como nirvana o iluminación.

¿Cómo los budistas Zen apuntan directamente a la mente? Hay numerosos métodos, que ahora se resumen en dos sistemas importantes conocidos como Cao Dong o Soto Zen, y Lin Ji o Rinzai Zen. El Soto Zen acentúa la meditación para apuntar a la mente, mientras que el  Rinzai Zen hace una gran utilización de los gong-ans (koans), que son historias aparentemente ilógicas. Uno debe observar que la división aquí, como en cualquier otra parte del budismo, es arbitraria: el Soto Zen también utiliza gong-ans, y la meditación es extremadamente importante en todas las escuelas de budismo, incluída la Rinzai Zen.

Si usted desea practicar la meditación o los gong-ans tiene que buscar un maestro. No importa cuánta afición ponga en su ambición o su apetencia, no se puede conseguir un buen resultado sólo practicando con libros o vídeos. Y si usted piensa que puede ser iluminado en una vacaciones de verano en tierras exóticas, es evidente que usted sigue sin tener claro lo que es el cultivo espiritual. Recuerde que la gente que ha dedicado sus vidas al cultivo espiritual pasa años meditando o resolviendo gong-ans en templos construidos especialmente para ese propósito.

Zen en la Vida Diaria

El Zen, por tanto, es una cuestión seria, aunque hay también mucho de humor y de diversión en él. El Zen es la búsqueda de la realización espiritual, aunque podemos también utilizarlo para conseguir recompensas para nuestras necesidades mundanas. En otras palabras, incluso si usted no está preparado para un serio y dedicado cultivo espiritual en un templo o algún lugar apropiados, aún así usted puede conseguir muchos beneficios del Zen para su vida diaria.

Entre los muchos beneficios mundanos, el Zen nos hace estar vivos en cada momento. Si usted es completamente consciente de lo que está haciendo cuando realiza una secuencia de kungfu o un ejercicio de chi kung, si puede apreciar completamente la belleza de la naturaleza o de sus tareas diarias, cuando sostiene una flor o barre el suelo, usted está practicando Zen. Por tanto, cuando un estudiante se quejó a su profesor de que no había recibido aún ninguna enseñanza Zen desde que entró en su templo muchos meses atrás, el maestro dijo: "Vete y cómete las gachas." "Ya lo he hecho, señor." "¡Vete y lava los platos!" ordenó el maestro.

Otro beneficio significativo del Zen es el de hacer más que solamente hablar o aprender. En el ejemplo anterior, en vez de darle una charla sobre el Zen, o decirle que leyera algunos libros de Zen, el maestro le dijo al estudiante que comiera sus gachas y que lavara los platos, que son maneras prácticas de practicar Zen.

Cuando Hui Ke le rogó a Bodhidharma que calmara su mente, el maestro no filosofó sobre lo que es la mente; le dijo a su pupilo de una manera sencilla directa y efectiva que sacara su mente y él la calmaría. En ese instante Hui Ke, que estaba preparado después de muchos años de práctica, se iluminó.

Por tanto, si usted desea ser experto en kungfu o en chi kung, practíquelos, en vez de sólo hablar sobre lo que es el kungfu o el chi kung. De igual manera, si usted quiere realizar un proyecto, hágalo de una manera sencilla directa y efectiva, en vez de establecer comités para discutir sobre ello una y otra vez, sin hacer ningún trabajo práctico.

A la manera característica del Zen, si un estudiante hace una pregunta a su profesor, en vez de intelectualizar en la respuesta, el maestro puede dar lo que la gente mal informada consideraría una respuesta sin sentido, tal como golpear al estudiante, gritarle u ordenarle que se lave la cara. El maestro está en realidad enseñando Zen de la manera más práctica posible, ejemplificando el principio Zen de hacer en vez de sólo hablar.

Traducción: Javier Galve
© Instituto Shaolin Wahnam Madrid
Última revisión: 06-03-2004