Instituto Shaolin Wahnam - Madrid

Salud


La Buena Salud Es Nuestro Derecho por Nacimiento

El Qigong: ¿Una Curación para el Cáncer y las Enfermedades Crónicas Degenerativas?
Un Interés Global

Por Wong Kiew Kit

Éste es el texto completo de la ponencia presentada por el gran maestro Wong Kiew Kit en el segundo congreso mundial de Qigong. Este congreso tuvo lugar en San Francisco, del 21 al 23 de Noviembre de 1997 y en él, Sifu Wong recibió el premio "Maestro Qigong del año".


Sifu Wong presentando esta ponencia en el segundo congreso mundial de Qigong.


Según las estadísticas, una de cada cinco personas en los Estados Unidos sufre de cáncer y la situación en otras partes del mundo es igualmente mala. Sin embargo, las mayores causantes de muertes hoy, especialmente en los países desarrollados, son las enfermedades cardiovasculares. Otras enfermedades crónicas degenerativas, como el asma, diabetes, la úlcera de estómago, la artritis, el reumatismo y otros tipos de dolores corporales también están causando mucho sufrimiento.

El punto crucial que deseo compartir con ustedes hoy, y con el mundo, es que el cáncer y las enfermedades crónicas degenerativas pueden ser curadas practicando qigong. Esta afirmación, hecha seriamente y de todo corazón, se basa no solamente en una filosofía médica sólida sino también en mis muchos años de experiencia en curar a pacientes de estas enfermedades. Muchos otros maestros de qigong también tienen parecido éxito. Presentaré la explicación filosófica de la curación del qigong en esta sesión plenaria y después demostraré técnicas relevantes de qigong en posteriores encuentros.

Para entender cómo y por qué la práctica de qigong puede curar el cáncer y enfermedades crónicas degenerativas, es necesario tener conocimiento de que el paradigma médico occidental convencional no es la única manera correcta de mirar el cuidado de la salud y el tratamiento de la enfermedad. Otra manera, probada durante muchos siglos, es el paradigma médico chino tradicional. Serviría de gran inspiración para nosotros saber que el sistema médico chino es el que ha mantenido la salud y la sanidad de la población más grande del mundo durante el período más largo de la historia conocida.

Según la filosofía médica china, no existe una cosa tal como una enfermedad incurable, aunque un paciente puede ser incurable si su enfermedad, aún siendo simple, ha hecho daño más allá de cierto umbral. El punto de partida de la práctica médica china es que toda persona está, por su naturaleza, sana. Apenas algunos minutos de reflexión pueden ayudar a verificar esta afirmación

Alrededor de usted, así como alrededor de todo el mundo, hay millones y millones de gérmenes que pueden causar enfermedades mortales. Usted está constantemente sometido al desgaste natural en su cuerpo, y expuesto a todo tipo de tensiones, así como a la potente radiación del espacio exterior. Sin embargo, a pesar de que todos estos factores causantes de enfermedad le están afectando en todo momento, usted sigue estando sano. De hecho, si no fuera por nuestra capacidad natural de superar enfermedades y de regenerarnos a nosotros mismos, nadie podría permanecer vivo ni siquiera durante un corto espacio de tiempo.

Entonces, ¿por qué las enfermedades ocurren en algunas personas? porque sus sistemas corporales no han podido ajustarse al entorno causante de la enfermedad. En la filosofía médica china, este fallo es conocido como "desarmonía yin-yang", donde el yin simboliza los sistemas del cuerpo y el yang los agentes causantes de la enfermedad. Afortunadamente, la norma es la armonía yin-yang: la salud es nuestro derecho de nacimiento. La enfermedad, cualquiera que sea el nombre con el que etiquetemos sus síntomas, es artificial, y puede ser remediada.

Tomemos el cáncer como ejemplo. Es un hecho innegable que estamos viviendo literalmente en un océano de agentes cancerígenos y bombardeados por radiación a cada momento. Dicho en otras palabras, los agentes cancerígenos y la radiación que causan el cáncer en una de cada cinco personas en los Estados Unidos y en cualquier otra parte también afectan a las otras cuatro personas. De hecho, lo que deberíamos preguntarnos no es por qué una de cada cinco personas tiene cáncer, sino por qué cuatro de cada cinco no lo tienen. En realidad, según expertos en el cáncer, todo el mundo tiene cáncer no una vez o dos veces, sino miles de veces en el curso de su vida y otras tantas miles de veces lo supera, a menudo sin ser consciente de ello. Solamente cuando los sistemas de una persona dejan de funcionar como funcionan cuando lo hacen naturalmente es cuando el cáncer o cualquier otra enfermedad emergen como una enfermedad clínica.

Tomemos otro ejemplo como el de la arteriosclerosis. Si se deposita demasiada grasa en las paredes internas de una arteria, limitará la fluidez normal de la sangre, lo cual causará problemas serios. Como la medicina occidental en esta etapa actual no entiende la causa de los síntomas etiquetados colectivamente como arteriosclerosis, no puede ofrecer una curación eficaz. El público tiene la impresión general de que si uno come demasiada grasa, es más probable que tenga arteriosclerosis. Pero realmente usted y la mayoría de la gente comen más grasa que la que comen los pacientes de arteriosclerosis y sin embargo, usted no sufre esta enfermedad. Esto es porque sus sistemas del cuerpo pueden ajustarse a la grasa, mientras que los sistemas del cuerpo de los pacientes han fallado en su función natural.

Sifu Wong recibiendo el galardón de "Maestro de Qigong del Año".

El enfoque terapéutico en la medicina convencional es prescribir un tratamiento particular para una enfermedad particular. Esto es eficaz cuando la causa de la enfermedad se conoce, por ejemplo en la malaria y la tuberculosis. Pero cuando la causa es desconocida, como en el cáncer y en las enfermedades crónicas degenerativas, prescribir un tratamiento para curar la enfermedad llega a ser teóricamente imposible. El tratamiento por lo tanto se relega al propósito de aliviar los síntomas, no curando realmente la enfermedad.

A usted le puede resultar interesante saber que en la filosofía médica china, los médicos no tratan la enfermedad: tratan al paciente. Los médicos chinos no se preocupan de tratar el cáncer o la arteriosclerosis, sino de conseguir que sus pacientes estén bien. Superficialmente, tratar enfermedades y restaurar la salud de los pacientes pueden parecer lo mismo, pero una revisión más profunda demostrará que son crucialmente diferentes, y en el caso del cáncer y de las enfermedades crónicas degenerativas, es la diferencia entre resignación o esperanza, sufrimiento o recuperación.

Los médicos chinos restauran la salud de los pacientes restaurando la armonía yin-yang. En términos occidentales más familiares, significa la restauración de la capacidad natural de los pacientes de superar la enfermedad. No nos olvidemos de que los mismos factores que causan el cáncer o cualquier enfermedad crónica degenerativa en un paciente también afectan a otras personas, solo que esas otras personas no sucumben a la enfermedad a pesar de la presencia de factores causantes de ella porque sus sistemas corporales funcionan naturalmente para superarlos. Antes de la aparición de la enfermedad, el paciente tiene esta capacidad natural.

Aunque pueden ser incontables los factores inmediatos que causan que los sistemas corporales fallen en sus funciones naturales, la causa raíz es debido a los dos factores siguientes:

    1. Bloqueos que interrumpen el flujo de energía para que funcionen los sistemas corporales.
    2. Energía insuficiente para que los sistemas funcionen.
Por ejemplo, si el flujo de energía que informa al cuerpo de que hay células de cáncer o de que la grasa está acumulada no existe, el cuerpo no accionará el mecanismo natural necesario para ajustarse a la enfermedad causada por el entorno. O si el cuerpo no tiene suficiente energía, no podrá ajustarse al entorno con eficacia. Después de todo, la vida es un flujo significativo de energía. Si este flujo de energía es interrumpido o es insuficiente, la enfermedad ocurrirá.

El Qigong es el arte de la energía,y su objetivo fundamental es promover un flujo armonioso de energía. En términos occidentales, esto significa asegurar que la energía que proporciona el sistema de realimentación, que produce las hormonas precisas en el cuerpo, que repara los tejidos desgastados, que elimina la basura tóxica, que proporciona la inmunidad y la autodefensa y que hace otras incontables tareas que le mantienen a usted, a mí y a todo el mundo sano y vivo, está funcionando naturalmente. Esto se consigue de dos maneras principales, que son también los dos aspectos principales del entrenamiento del qigong, a saber:

    1. Rotura de los bloqueos de energía.
    2. Aumento del nivel de energía.
Cuando se rompe el bloqueo de energía y cuando hay suficiente energía para que las funciones naturales del cuerpo se desarrollen con normalidad, se restaura la armonía yin-yang. El Qigong consigue hacer esto muy bien. El Qigong es una práctica viable y esencial para mejorar la vida cotidiana, así como un factor eficaz para el sistema de salud. Los profesionales médicos formados en otros sistemas médicos aparte de los chinos, pero interesados en emplear el qigong en su noble trabajo de salvar vidas, no necesitan abandonar su propia formación. El Qigong se puede incorporar con eficacia y de manera gratificante a su práctica actual. Este segundo Congreso Mundial de Qigong donde se encuentran algunos de los mejores y mundialmente conocidos maestros de Qigong y profesionales médicos, proporciona la oportunidad y la plataforma para esta urgente cooperación en beneficio mutuo.

Traducción: Javier Galve
Instituto Shaolin Wahnam Madrid
Última revisión: 06-03-2004