Instituto Shaolin Wahnam - Madrid

Tai Chi Chuan

 

Serie 4 de Ataque de Manos: Buscando Ventajas contra los Ataques de Patada

 

Cómo Llevar a tu Oponente a un Modo al Que No Está Acostumbrado

Por Wong Kiew Kit

En la serie anterior has aprendido a atacar con patadas y a defenderte contra ellas. Anteriormente aprendiste varias maneras de ganar ventajas contra tu oponente, tales como atacar por los lados o por la espalda y emplear tácticas como las de ataques continuos, ataques de confusión, contraataques instantáneos e intercepción. En esta serie, mientras continúas con los ataques de patadas, aprendemos otra manera de asegurar una ventaja.

Roberto y Attilio están en la posición de "peng", observándose el uno al otro.

Taijiquan Striking Hands Taijiquan Striking Hands

Al ver una oportunidad, Roberto pone el brazo izquierdo bajo el brazo derecho y lo "enhebra" en diagonal hacia delante y hacia arriba, "abriendo" la defensa de Attilio. Simultáneamente, Roberto ejecuta una patada lateral izquierda, la cual es técnicamente más rápida que una patada derecha y tiene también una alcance mayor que una patada frontal. Attilio mueve la pierna delantera - la derecha - hacia atrás y desciende su posición para evitar la patada.

Inmediatamente Attilio mueve el cuerpo hacia delante sin mover los pies y contraataca a Roberto con un golpe con la palma de la mano izquierda. Roberto mueve la pierna de la patada hacia atrás a la posición de Arco Flecha derecho y aparta el golpe de Attilio con la manno derecha.

¿Puedes ver alguna diferencia entre esta secuencia y otras? El cambio de posición es bastante obvio, aunque puede no serlo para muchos otros que no hayan tenido la oportunidad de un entrenamiento sistemático de combate. Roberto permanece todavía en la posición de Arco Flecha derecho, mientras que Attilio ha cambiado a la posición de Arco Flecha izquierdo.

Si todas las otras cosas fueran iguales, ¿quién tiene una ventaja técnica en esta situación? La respuesta es Roberto. ¿Por qué? Es porque el modo derecho es el modo preferido. Si tú y tu compañero de sparring habéis estado practicando en el modo derecho la mayor parte del tiempo, y ahora él está en el modo izquierdo, a menudo sin que él se dé cuenta, tú entenderías tu ventaja. En otras palabras, llevándole a usar su modo izquierdo, es llevado a una posición en la que no puede usar eficazmente sus mejores habilidades y técnicas.

Es de ayuda el notar que las técnicas de artes marciales (y también las habilidades) no son practicadas igual en los lados izquierdo y derecho. Generalmente hay más técnicas del modo derecho. Es más, los tipos de técnicas son también diferentes entre el izquierdo y el derecho.

¿Sería una buena idea ser entrenado en ambos lados, como por ejemplo practicar las formas de Kungfu cambiando a izquierda y a derecha? Para eso se necesitará mucho más tiempo, y es a menudo innecesario. Se pueden encontrar analogía en la vida diaria. Por ejemplo, usas los dedos izquierdos y derechos para pulsar teclas diferentes en el teclado y es inncesario entrenar los dedos izquierdos para teclear las teclas del lado derecho.

Hay numerosas maneras de llevar al oponente a un modo al que no está acostumbrado. El anterior es un ejemplo. Attilio tiene que mover su pierna derecha delantera hacia atrás, pues si no, estaría dentro del alcance de la patada de Roberto.

Después de llevar a tu oponente a una posición desfavorable, tienes que explotar esta ventaja técnica atacándole o continuando con otros movimientos relevantes. Sin embargo, dejaremos esto para etapas posteriores; es suficiente aquí desarrollar las habilidades que aseguren dicha ventaja. Por supuesto, se pueden utilizar otras técnicas además de una patada lateral para este fin.

Como se ha comentado frecuentemente en nuestra escuela Shaolin Wahnam, todos estos principios de combate son también aplicables a la vida diaria. Así que la próxima vez que negocies con tu socio, no deberías hacerlo en su oficina. Si tú le invitas a la tuya, tendrás la ventaja de jugar en tu casa pero puede ser demasiado obvio. Un modo sutil es invitarle a tu restaurante favorito.

Traducción: Javier Galve

© Instituto Shaolin Wahnam - Abril 2005